Sinopsis


Santos Mondragón es un ex policía que malvive como saca borrachos en un bar de mala muerte y que ocasionalmente trabaja como detective privado para poder llegar al final de la quincena sin morirse de hambre. En esta novela recibe el encargo de buscar a una joven reportera desaparecida. 

Reseñas 1 Reseñar

Igual y solo soy yo.
Debo partir desde lo general y, EN GENERAL, la historia es buena, está excelentemente escrita y se lee con mucha facilidad. En un "me gustó o no me gustó" diría que sí está bien; pero en un análisis más detallado lo catalogaría como "para la anécdota".

Como bien dije, igual y soy yo. Yo hubiera ido por más... En los primeros párrafos logra situarme en el ambiente que creo que es el deseado, pero me deja un poco perdido en cuanto a ubicación; no le presto atención porque es solo el principio, igual y soy yo. Yo, que por chilango, desconozco el lugar que describen, aunque, siendo exigentes, no debería ser una limitación confiando en el poder del texto. Ya cuando ubico (porque lo leo) trato de pensar en Norte de México, alguna ciudad pequeña, etc... Y esto es tal vez una simple excentricidad mía, pero leía esto escuchando mi música, hacen referencia a una canción y, para comprar la experiencia completa, decido ponerla, Y PARA NADA ME AMBIENTÓ, al contrario, me hizo sentirlo más lejano.
Puede que lo anterior pase solo como quejas tontas, pero es lo que me lleva al veredicto final de: Como que algo me faltó. Por momentos trataba, para apoyar la historia, de imaginarme todo como en una novela negra o ya de perdis, con la estética de Sin City pero no alcanzaba a llegar, espero que no haya sido esa la intención.

Creo que lo siguiente solo se entiende si hago *Spoilers* porque quisiera ser específico. Cuando se presenta al personaje que según la descripción, es el protagonista, empiezo a conectar con él y va más o menos... Hablo de Santos. Compro completamente la historia del policía renegado, hombre solitario, carácter de acero, etc... Entonces trato de visualizarlo y no logro identificar si pertenecerá a un personaje de una ficción casi mágica o a una ficción estrictamente realista. Y ese es otro de los problemas que encuentro: Nunca me hace, ni meterme en la historia como en un mundo propio, ni prestarle la historia a la realidad actual. Porque constantemente refiere a una especie de denuncia pero demasiado evidente, sin permitirle al lector hacer criterio en consecuencia de la historia como mensaje mismo. Te dice qué pensar.

Al principio me había encantado la premisa de "De todo quieren echarle la culpa al narco" (paráfrasis) me pareció el pretexto perfecto para introducir a la historia villanos distintos, organizaciones criminales pequeñas de las que casi nunca se habla, o no son tan concebidos en nuestra cultura o conciencia mexicana. Justo en ese momento, me interesó muchísimio la historia y empezaba a compartir el discurso planteado, pero pronto me di cuenta que fue para nada. Al final resultó en un simple "Los políticos y los empresarios tiene la culpa de todo" y me regresa de una patada al México real y ya no me agrada tanto la idea de legitimar las acciones de un forajido al que por alguan extraña razón tooooodoooos en el mundo le deben favores, por lo que su trabajo de detective resulta de lo más fácil. Por último quiero conceder nuevamente, aceptándolo como el primer intento de personajes a los que se les puede seguir sacando mucho jugo, simplemente puliéndolos un poco, pero me encuentro en que el protagonista se llama SANTOS y pues viene a mi mente una historieta que por cierto no me gusta para nada y pues, ¿Ahora cómo le hacen para posicionar otro-anti héroe con el mismo nombre?

Chuck Merino García

Subrayado 1 Subrayado

La sepultura no es realmente para los muertos sino para enterrar los sentimientos de frustración de los vivos; es para que éstos sean los que realmente descansen en paz.

...